El delito de insolvencia punible en el Código Penal

Es punible cuando alguien realiza actos dolosos que perjudican los intereses de los acreedores, con el fin de evitar el pago de una deuda.

¿Qué es el delito de insolvencia punible?

Este delito se comete cuando un deudor hace algo para dañar el negocio o da información falsa sobre lo bien que está.

Los artículos 259 a 261 bis del Código Penal tipifican los delitos contra la propiedad y el orden socioeconómico. Se regula en el 259 de este artículo.

Impotencia. El interés legal está garantizado por el artículo 1911 del Código Civil, que también regula cómo se pueden utilizar los bienes de otros deudores para satisfacer las deudas de los acreedores. Como el sistema de crédito es una herramienta clave de la sociedad moderna, también está protegido por la ley.

No es un delito, pero sigue siendo un acto ilegal. No tiene que tener ningún impacto en sus finanzas personales, solo sepa que el acto es ilegal y existe la posibilidad de que lo atrapen. El sujeto activo será la persona que solicita la quiebra, quien se asegura de que sus acreedores no puedan recuperar lo que ha prestado.

Para hacer frente a este tipo de delitos no es necesario esperar a que se abran procedimientos mercantiles o civiles. De hecho, en los procesos penales el consentimiento previo es implícitamente válido.

En el consentimiento del deudor se denomina defensa a la situación de incumplimiento de sus obligaciones de derecho público y comercial. No se aplica a los casos en los que simplemente falta liquidez.

Requisitos de la insolvencia punible

Requisitos de la insolvencia punible

Como hay dos comportamientos específicos que se derivan de la tipificación del delito en la ley, podría haber una especie de doble rasero. Cuando se trata de quiebra frente a fraude, la estrategia de la fiscalía a menudo depende de si la empresa en cuestión es insolvente o no, a diferencia de los delitos basados en el fraude, como la falsificación o la falsificación.

  1. Los bienes de la masa de la quiebra pueden ocultarse o dañarse.
  2. La realización de determinados actos considerados como deudas es un tema pendiente. Diferentes organismos han visto diferentes soluciones a este problema y es importante que encuentre la adecuada para su empresa.

Son acciones contrarias al deber de diligencia en el manejo de los asuntos económicos y están expresamente comprendidas en el artículo 259 del Código Penal:

  • Los activos que deberían incluirse en la masa final de la quiebra han sido destruidos, dañados u ocultados para disminuir el acceso público.
  • Es importante que busque asesoramiento antes de tomar cualquier decisión financiera. Asegúrese de que los arreglos de deuda no violen la ley y no pongan en peligro la situación financiera de su familia.
  • Operaciones de venta o prestación de servicios por un precio inferior a su coste de adquisición o producción que carezcan de justificación económica
  • En una simulación de créditos de terceros o reconocimiento de créditos ficticios
  • Participar en negocios especulativos cuando carece de justificación económica y resultados cuando no se tiene el conocimiento o la experiencia para hacerlo puede ser una decisión arriesgada en su negocio. A este ritmo, incluso podría terminar causándose problemas muy graves y, como resultado, debilitando su negocio.
  • Las últimas tendencias en el robo de fondos en el lugar de trabajo ocurren principalmente en casos en los que los empleadores no cumplen con los requisitos legales de contabilidad o en los que llevan una doble contabilidad.
  • El cambio de los libros de contabilidad a solicitud o autorización de la firma no necesariamente tiene que implicar su destrucción o alteración contraria a la ética. La comprensión de su situación que pueda tener dificultades para comprenderlos, debe tomarse primero y aclararse a la empresa.
  • Ocultar u ocultar documentación perjudicial antes de la terminación de un contrato de trabajo es un delito grave. Cuando te ocultan esa información, puede ser increíblemente difícil ver lo que sucede en el trabajo.
  • Existen estándares sobre cómo manejar las auditorías financieras anuales para industrias y ubicaciones específicas. Las empresas que no siguen las directrices de sus órganos de gobierno pueden experimentar problemas durante una auditoría.
  • Cualquier otra actividad que constituya una infracción del deber de diligencia en la gestión de los asuntos económicos o se encubra.

¿Quién puede cometer un delito de insolvencia punible?

Tanto las personas físicas como las jurídicas pueden cometer un delito de insolvencia punible. Este último supuesto fue introducido en la reforma del Código Penal de 2015, quedando reflejado en el artículo 261 bis.

Las penas del delito de insolvencia punible

Los delitos de insolvencia se dividen en dos tipos: los delitos básicos y los delitos atenuados. El tipo básico se sanciona con prisión de 1 a 4 años y multa de hasta 24 meses, mientras que el tipo atenuante se sanciona con prisión de 6 meses a 2 meses.

Sin embargo, existe un cargo más severo castigado con dos a seis años de prisión y multa de 8 a 24 meses. Ocurre con las siguientes situaciones:

  • Si se presentó una demanda masiva contra una empresa, o si la empresa se vio involucrada en un accidente que causó daños al público, se puede producir un daño patrimonial.
  • Si alguno de los acreedores sufre más de 600.000 euros en daños y perjuicios, no tiene derecho a indemnización.
  • Cuando al menos la mitad del importe de los créditos concursales esté en manos del erario público, además de la seguridad social, deberás asegurarte de tener suficientes.

Deja un comentario